Seguidores

Mostrando entradas con la etiqueta poesia erotica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poesia erotica. Mostrar todas las entradas

sábado, 31 de agosto de 2019

SIN PRETENDERLO



El la deseaba con fuego y con premura;
ella parecía no interesarse, fría, distante.
Se fue acercando hasta posarse tras suyo
marcando su paquete y moviéndolo lento;
ella, que parecía no desearlo en ese instante,
sin volverse con sus manos envolvió su pene
masajeándolo y sintiendo su gran dureza,
sin resistirse a separarse, pegando su cuerpo.
El fue pasando su lengua por su cuello
mientras ella lo movía cada vez más rápido,
sin resistirse a liberar su ya ahogado falo,
que salió caliente a sus cálidas manos,
mientras posando hacia atrás su cabeza,
dejaba que su lengua humedeciera su ser
que no se resistía, que se dejaba ya ver,
mientras le quitaba el molesto sujetador
dejado sus pechos ardientes a flor de piel
masajeándolos todavia tras ella, pegado,
sintiendo ese su miembro duro y erecto
que de inmediato puso dentro de su boca,
agachada mientras él le agarraba su pelo,
y ella lo metía y sacaba enloqueciéndole.
No resistió más al ver sus tiesos pezones,
que, entre sus dientes, posaba, mordía,
mamando como cual bebé busca placer
llenando su boca, encendiendo su deseo,
mientras metía sus dedos en su vagina,
que casi al instante mojaba y lubrificaba
no pudiendo parar a probar la humedad
que sus labios vaginales le provocaban.
Así ella se retorcía y trababa de callar
pero sus gemidos, prueba de su éxtasis,
provocaban en él su cada vez más sed,
y su miembro, cada vez aun más duro,
provocaba meterlo en su boca otra vez.
Ambos se lamían sus caprichosos sexos
bebiéndose, relamiéndose, saboreándose, 
y él no pudo resistir metérsela, sacársela,
esa vagina jugosa, excitante, provocadora,
donde jugar en ese escondite tan ardiente,
mientras ella la empujaba completamente
y masajeaba sus testículos intensamente
y él mordía sus pezones, locura absoluta,
hasta que su caliente esperma mezclado
con el flujo vaginal besado por sus labios.
Ella, que parecía no desear ese momento,
con su ardiente cuerpo se corrió con él;
y él disfrutó de la excitante experiencia
de provocar en ella un intenso orgasmo.


Rosa Mª Villalta Ballester.

viernes, 30 de agosto de 2019

PROVOCACION




Sus dedos no cesaban de estimular su clítoris,
mientras sus pechos gritaban por ser tocados,
mientras su cuerpo se arqueaba y estiraba,
así como sus pezones erectos arriba invocaban.
Tal vez en una fantasía estimulante se hallaba
pues su boca parecía comerse completo un falo
sacando y metiendo sus dedos por esa vagina
que bien lubrificada y estimulada se hallaba
mientras se abría y cerraba, se abría y cerraba.
Sintiendo fuego, deseando hielo, salivando,
hielo en clítoris y en los pezones tan tiesos,
gimiendo, salivando, lamiendo, provocando,
mientras él la observa sin poder esperar ya
con su pene ya bien lleno, la vagina mojada,
ambas manos llevados a los sexos opuestos
metiendo y sacando ese falo en su boca,
lamiendo con lengua el caldo de la vagina
sin poder parar hasta el deseado orgasmo,
que deja el deseo en un sueño ya alcanzado.

Rosa Mª Villalta Ballester


martes, 27 de agosto de 2019

IRRESISTIBLE REGALO DE LA VIDA



(imagen de la red)

Quizás sea la edad,
quizás la melancolía, la duda;
quizás necesidad, locura;
tal vez embriaguez, descenso;
quizás la sangre que corre,
esos pechos que tanto dicen,
ese vibrar que tanto clama,
ese fuego que arde en deseo,
que despierta intenso sexo,
que hace arquear gimiendo
que se funde en su orgasmo
libera, juega, desarma, llega,
infinita y sensual plenitud
irresistible regalo de la vida.

Rosa Mª Villalta Ballester

lunes, 26 de agosto de 2019

DESEO



al desear al placer llegar,
al fantasear con esas manos
que a mis pezones pellizcan
mi vulva tiembla y lubrifica
posesa y atada de locura,
mientras acaricio un pene
que mi humedad enloquece
y se funden en un abrazo
ambos sexos acoplados?
¿Qué pecado puede existir
al poner erecto un falo
que necesita ser liberado,
lamerlo y provocarlo?
¿Qué pecado puede existir
por saborear el jugo sexual
hallar un sentido orgasmo
jugar, penetrar, acariciar,
vibrar, contraerse, sanar?
¿Qué pecado puede existir
si el sexo no es forzado
si el placer es buscado
y, jugando, es encontrado?

Rosa Mª Villalta Ballester

sábado, 24 de agosto de 2019

.. Y ASÍ




Y así pasan los días,
y así es aire es mi aliado.
Las nubes grises escampan,
las sendas así se embarran.
El sol se ha tornado gris
quema la hermosa esperanza
donde no habita el deseo,
allí donde la nada aguarda.
Y así llegará el último suspiro
tratando al placer como llama
sintiendo los intensos latidos
liberando el cuerpo su sentir
dejando al orgasmo existir.
Y así se renueva el deseo,
y así se detiene el lamento;
así tormenta y placer se besan,
así, la pasión, su fundamento.

Rosa Mª Villalta Ballester

viernes, 23 de agosto de 2019

SIN DECIR NADA




Secreto deseo inconfesable
que busca más allá de la piel;
sensación que fluye excitante
vibración intensa incesante
fuego que arde, que evoca,
que contrae, que provoca.
Y sin saber en qué momento,
un frío recorre inquebrantable
contracturas irrefrenables, 
locura que lleva al desenfreno
y más allá, un lejano más allá,
donde flotar en medio de nada,
sin palabra, dejándose llevar.

Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 11 de agosto de 2019

DESENMASCARADA LOCURA



Un roce, la piel se enciende.
Un pene que todo lo quiere
unos pechos que lo abrazan
dos cuerpos se aproximan
dos mentes que se disuelven
unas manos en lo deseado.
un gemido, mas que necesario.

Una vagina que pide y grita
cuyos labios besan y se excitan;
esos dedos que al escroto invitan
a dejar esa monótona rutina
haciéndole sentir pura energía.

Y una lengua que bien procura
llenar de placer y desatar locura
por una vagina que ahora se moja
y un clítoris que a gritar invoca
y esas manos que atraen el falo
y acariciándolo lo llevan a la boca;
ese placer que ambos sienten
y que invitan a correrse sin demora.

Bien lubricada la excitada vagina
deseoso va hacia a su puerta el falo
que se introduce suavemente
volviendo de nuevo a la húmeda boca
que, abierta, lo espera salivando.

Ya nada detiene al orgasmo llegar
con el semen sobre sus pechos
que acarician el pene en libertad
y con la vagina bien mojada
fluyendo todo, mezclándose todo,
dejándose llevar por el ahora remanso.

Rosa Mª Villalta Ballester


viernes, 9 de agosto de 2019

SIN UNA SOLA PALABRA




Ni una sola palabra, solo miradas;
los dedos suaves rozan su hombros
llevando ella su cabeza hacia atrás
mientras sus manos en su mejillas
le acarician sin dejarse de mirar.
Sin una palabra, solo sus miradas;
dejando atrás la música romántica
escuchando sus cuerpos encendidos
y dejándose llevar por el instinto.
Suaves roces y gemidos  aceleran
el pulso ahora nada acompasado
él haciendo honor a esos pechos
que juegan haciendo agua su boca
mientras cambiando de postura
ella acaricia su falo con las manos
y él su cálida y húmeda vagina.
Sin una palabra, ahora sin mirarse
van con la boca húmeda, cálida,
ella con un eréctil pene excitado
él con su lengua saliendo entrando
y ambos con un rápido cambiar
buscan otra postura, otro estar
ahora ella se pone en cuadrupedia
mostrando su ano para penetrar
él no duda y ella bien le empuja
y ambos gritan y sudan sin parar
él saca y mete insistentemente
y nada dicen, gritan, gimen, sí,
hasta que ambos con su orgasmo
pasan a un silencio acompasado.

Rosa Mª Villalta Ballester