Seguidores

Mostrando entradas con la etiqueta poesia erotica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poesia erotica. Mostrar todas las entradas

domingo, 3 de enero de 2021

PLACER NADA MÁS

Ante una copa de vino,
ante la soledad y el silencio,
ante una noche cerrada,
el cuerpo que vibra a fuego.
Sed que clama caricias,
los dedos recorriendo lento,
la piel que se excita al roce,
los pechos que dan su cante.
Respiración profunda,
e intensa cada sensación,
la vida es quien respira,
se siente latir el corazón.
Y se responde a la vida,
y se libera toda emoción.
Y alzando en alto la copa
gozando del placer nada más.

Rosa Mª Villalta Ballester

viernes, 29 de mayo de 2020

SIN RETENER




Dejando el dolor y la incertidumbre,
haciendo del cuerpo un aliado leal,
sintiendo y dejando soltar sensaciones,
¡sin parar, sin parar, solo dejándose llevar!
Sin tiempo, sin límites, sin prejuicios.
¡Cómo la piel, solo con el roce, nada finge!
los dedos siguen una lenta trayectoria
sin prisas, sin buscar, suaves caricias,
sin freno, llegando y volviendo a empezar.
¡Cómo se olvida la desagradable realidad,
sintiendo solo, cada vez con más intensidad!
Y ese recrearse, esa chispa que asienta.
Y las manos que no cesan de moverse,
y la pelvis que empieza a calentarse.
Ya no hay pensamiento solo necesidad.
Los pechos reciben un sensual masaje
que provoca gran placer y sensibilidad.
Momento de delicadeza, deseo, reacción.
Instinto de seguir, de no parar, de soñar.
Y todo el cuerpo reacciona, habla, pide.
Solo el cuerpo y la sensibilidad sin mas.
Desnudez, erotismo, fuerza, soltura.
Y algo fuerte e intenso que embarga.
Y algo que no puede parar, que llega,
algo que olvida todo cuanto desgarra.
Oportunidad para quizás soñar, abrazar.
Instante que deja al cuerpo en libertad.
Y esa sensación de libertad, serenidad.
Y ese sosiego que, tras el orgasmo,
abraza volver de nuevo a saborear.
Más erotismo, más sensualidad,
y el placer, ..., sin atar ni retener.

Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 12 de abril de 2020

JUGANDO CON LA LUNA




Descontrol sin parar ;
sus dedos bailaban cual mariposas;
su piel se erizaba a su paso, 
mientras la noche daba sus pasos.

Frescor en la piel;
el cuerpo desnudo bajo la luna;
y con los ojos cerrados,
dando paso a la excitación y deseo.

Fuego en su ser;
los pezones sin pudor erectos,
las manos aplacando los pechos
que gritan sensuales sedientos.

Ser sin pensar;
vibrar cual volcán en erupción;
sintiendo el vaginal temblor;
cuya lava arrojará subliminal.

Y la noche pasando
con la erótica luna jugando
y el éxtasis su final logrado.

Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 5 de abril de 2020

PLACENTERO FINAL





Los                                                  cual                                                        más
  dedos                                      sones    dulce                                        donde     ardor
      rozando                         gemidos,        sensación                           lugares           provoca
           suavemente      extasiados                   deseando            profundizar                   orgásmica
                         enaltecían                                     inmensamente                                     finalización.         



Rosa Mª Villalta Ballester.

sábado, 4 de abril de 2020

ELLA

Ella, que creía haberse enamorado,
que creyó en un amor ciego y falseado,
que discutió con quienes le aconsejaban,
se apartó de quienes le quería de verdad,
se creó una realidad jamás imaginada,
se dio al hombre que creía le amaba,
recibió el primer golpe creyendo único,
calló por temor a los siguientes amenazada,
perdonó porque su amor a él no cesaba,
y fue madre por desear de una familia,
abandonó su cuerpo, y también su dignidad 
vivió una auténtica pesadilla sin hablar,
cada vez más apartada y humillada,
la sonrisa a penas ya si podía asomar,
con temor a que sus hijos sufrieran,
sabiendo que su vida no podía salvar,
ella ... dejó su sufrimiento ... su vida,
ya un último golpe la dejó de escuchar.

No importa su nombre ... ella ... una mujer.
No importa cómo ... ella ... sufrió.
No importa dónde ... ella ... murió.

Ahora nada importa ya ... no está ya.

Importa que un hombre la humilló ... y vive
importa que un hombre la destrozó ... y vive
Importa que un hombre la mató ... y vive.

Y él ... machista ... violento ... violador ...
Y él ... enfermo ... sádico ... inhumano ...
... sigue jactándose de sus actos ...
... sigue ... vive ... impune ... insensato.

Y cada mujer que muere ... clama el cielo ...
Pero en eso queda ... en protestas ... silencio,
silencio ... nada ... vacío ... desespero.


Rosa Mª Villalta Ballester.

viernes, 3 de abril de 2020

HAIKÚ PLACENTERO

Cuando el dese                       renace el cuerpo.         
                      olvida todo pensar

Oprime el pecho                           surgen gemidos.
                     ondean suaves dedos

Sensual caricia                    oculta y viva.
                    ávida de silencio

Aliento y sudor                              rítmicos al son.
                     rozando todo su arder

Nocturno baile                        hasta extasiarse.
                  levando toda entrega

Efectos nuevos                           relamiéndose.
                    saboreando el placer


Rosa Mª Villalta Ballester.
                         


jueves, 2 de abril de 2020

SENSUAL HAIKÚ

Deseo y ardor
buscando ese su juego
tierno e intenso.

Luna presente
testigo de sus pechos
con blancos besos.

Y el aire fresco
enciende sus pezones
ansiando el roce.

Y con sus yemas
los acaricia y gime
y continúa.

Y su vagina
grita saciedad tener
de movimiento.

Sola y sin nadie
se toca y se acaricia
y siente vida.

Desnuda al cielo
brilla con su placer
como cual luna.


Rosa Mª Villalta Ballester







domingo, 27 de octubre de 2019

FANTASÍA O REALIDAD

Fantasía o realidad,
momento para no dejar pasar:
cuando los pezones enervan,
cuando el vello se eriza,
cuando bajo hay movimiento,
y fluye por todo sin control.

Y fantasía o realidad,
existe el vuelo y la libertad.
Instante de pérdida y encuentro,
el que confunde sol y luna
con su intenso sentir y vibrar.


Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 20 de octubre de 2019

SENSACIONES Y PENSAMIENTO

Este cuerpo habla y algo quiere,
y el pensar apenas le entiende.
Apenas comprendo ciertas cosas
a pesar de los años y espacios.
Ahora sé que mi cuerpo rebelde
emerge con su vibrar y demanda.
El pensamiento apartarlo desea
pero la energía fluye y no cesa.

A la bella y serena luna pregunté
qué grita el cuerpo que no entiendo
y esperando de ella un por qué
al sol me dijo que fuera también.
Y al sol mis brazos alcé
sintiendo su energía y no un porqué,
cerrando mis ojos por no poder ver
y sintiendo desde mis pies un correr:
una energía que desde mis pies sube
y siento cómo recorre mis piernas,
cómo ese fuego abrasa mi pelvis,
y siento por todo mi tronco recorrer
hasta sentir mis pechos expresarse
sintiendo cada poro de mi piel,
hasta llegar a mi inquieta cabeza
cuyo pensar no logro detener.

Pensamiento y sensación emergen
y ambos necesitan su lugar.
Quién de los dos tiene más peso
quién de ellos puede su esperar.
Sin duda todo mi vibrar reclama
sin cesar el fuego he de apagar
sin pensar y sintiendo y deseando
dejando fluir lo que entra natural.
Y el fuego me ahoga, me aprisiona;
y pensar me detiene, me bloquea.

Siento ... siento ... y pienso ...
Dejarme llevar no hace ningún mal.
Y es el fuego el que domina
y es mi cuerpo quien sin desear
reclama y reclama su libertad.
Y siento cómo la pelvis arde,
cómo vibra, cómo ahoga su sed.
Cómo la sed de mis pechos brota
y desean explotar porque se ahogan.

Y siento cómo se contrae la vagina,
cómo esa fuerza inmensa domina,
cómo no puedo detener esa vida,
cómo el pensar no cesa su pasar,
y cómo, dejando pasar la energía,
se alivia el pensar y se va al placer.

Al cuerpo que tengo y que siento
acepto y le dejo su buen recorrer,
dejando que fluya cuanto surja
sin que el pensar detenga su ruta.
Al cuerpo que tanto he rechazado,
a ese cuerpo que bloqueado estuvo,
recibo y quiero con gratitud su rumbo
dejándole libre y dándole gusto.

Al pensar, que corroe y paraliza,
le hablo y le expreso con justicia
que muchos años me ha acompañado 
pero que el cuerpo también es cosa mía.
Al pensar le recibo con orgullo
al convivir con ese cuerpo que vibra,
pensando en vivir cada sensación
sin pensar la sensación, tan solo vivirla.


Rosa Mª Villalta Ballester.

domingo, 6 de octubre de 2019

PERDIDA AUSENCIA




(imagen de la red)

Vida perdida, desestimada;
ausencia de algo que pasará;
tristeza con sangre en sus venas;
desnudez que marca sinceridad.

Deseo muerto e inacabado;
luces apagadas en la oscuridad;
sensualidad abrumadora herida;
placer que ni llegó ni llegará.

Días de fuego y de tormenta;
caricias que ni se estrenaron;
y con furia e ira acumulada,
orgasmo que despierta locura.

Embriaguez del cuerpo atado,
su libertad suelta todo pasado;
y cada vello ahora erizado,
esos pezones duros irritados,
esa vagina tan llena de vida,
mandan, ni siquiera escuchan,
ausentes en esa perdida vida.


Rosa Mª Villalta Ballester


sábado, 5 de octubre de 2019

NECESIDAD Y PÉRDIDA




Extraña sensación de necesidad y pérdida.
Esa piel que se enciende y roce espera.
Esos labios que otros labios pegados desean.
Ese cuerpo que, ardiente, la mente deja.
Ese deseo, esa pasión, que tanto libera.
Ese momento que, olvidado, su presencia.

Y, lejos de olvidar, más necesidad llega.
Y, cerca de sanar, el cuerpo clama presencia.
Y el pensamiento, su paso le bloquea.

Surge el interrogante de cómo a él llegar,
cómo dejar que el cuerpo su mano tomar,
cómo hacer del bloqueo placer y olvidar,
cómo dejar libre la mente y fantasear,
cómo con suaves caricias, volar y volar.

Con las alas abiertas, deseando volar.
Tal vez, en el vuelo, sensación liberadora;
mas quizás, no sea el momento esperado;
El cuerpo grita ese orgasmo no logrado.
Gritar a ese pensar que bloquea su paso.

Rosa Mª Villalta Ballester


viernes, 13 de septiembre de 2019

EN SOLEDAD







No podía alcanzar eso tan hermoso del amor
ni tampoco el baile de dos cuerpos en sintonía;
podía fantasear y soñar en correrse en soledad;
mientras la noche avivaba su ardiente deseo;
mientras se derrite acariciándose su fogoso sexo
e imagina cómo su entrepierna se humedece,
cómo siente su vibrar y erizarse la piel gimiendo
y cómo, arqueándose, movimientos sensuales,
el orgasmo deja ese cuerpo caliente en sintonía.


Rosa Mª Villalta Ballester

miércoles, 11 de septiembre de 2019

¿CÓMO NO DESEAR?




¿Cómo no desear sentir esas manos
que esos pechos y ese pene acarician
y que hacen al ser sentir la locura
y que abren fronteras, tensan, liberan,
deseos inhóspitos que van más allá,
buscando por el más recóndito hueco
lamiendo ese jugo en intenso juego
y jugando deseosamente sin freno
hasta ese orgasmo liberador inmenso?
¿Cómo no desear jugar con el cuerpo
inmensurable instrumento de placer
que con tan solo un sensual contacto
enciende la libido y la auténtica pasión
llegando a una gratificante relajación?


Rosa Mª Villalta Ballester

sábado, 7 de septiembre de 2019

INVASION




Invasión de deseo, fantaseo;
tocamientos que excitan, delatan;
humedecen, sudan, erectan;
... loco descontrol que sosiega.

Rosa Mª Villalta Ballester.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

CAMBIO DE ÁNIMO




Llegó con un fuerte dolor de cabeza
con ansiedad de trabajo agobiante
y por un instante deseó su cuerpo
y sintió su vibrar y su humedecer
y ese orgasmo intenso tan saciante
le ayudó rápido cambiar su ánimo.


Rosa Mª Villalta Ballester.

sábado, 31 de agosto de 2019

SIN PRETENDERLO



El la deseaba con fuego y con premura;
ella parecía no interesarse, fría, distante.
Se fue acercando hasta posarse tras suyo
marcando su paquete y moviéndolo lento;
ella, que parecía no desearlo en ese instante,
sin volverse con sus manos envolvió su pene
masajeándolo y sintiendo su gran dureza,
sin resistirse a separarse, pegando su cuerpo.
El fue pasando su lengua por su cuello
mientras ella lo movía cada vez más rápido,
sin resistirse a liberar su ya ahogado falo,
que salió caliente a sus cálidas manos,
mientras posando hacia atrás su cabeza,
dejaba que su lengua humedeciera su ser
que no se resistía, que se dejaba ya ver,
mientras le quitaba el molesto sujetador
dejado sus pechos ardientes a flor de piel
masajeándolos todavia tras ella, pegado,
sintiendo ese su miembro duro y erecto
que de inmediato puso dentro de su boca,
agachada mientras él le agarraba su pelo,
y ella lo metía y sacaba enloqueciéndole.
No resistió más al ver sus tiesos pezones,
que, entre sus dientes, posaba, mordía,
mamando como cual bebé busca placer
llenando su boca, encendiendo su deseo,
mientras metía sus dedos en su vagina,
que casi al instante mojaba y lubrificaba
no pudiendo parar a probar la humedad
que sus labios vaginales le provocaban.
Así ella se retorcía y trababa de callar
pero sus gemidos, prueba de su éxtasis,
provocaban en él su cada vez más sed,
y su miembro, cada vez aun más duro,
provocaba meterlo en su boca otra vez.
Ambos se lamían sus caprichosos sexos
bebiéndose, relamiéndose, saboreándose, 
y él no pudo resistir metérsela, sacársela,
esa vagina jugosa, excitante, provocadora,
donde jugar en ese escondite tan ardiente,
mientras ella la empujaba completamente
y masajeaba sus testículos intensamente
y él mordía sus pezones, locura absoluta,
hasta que su caliente esperma mezclado
con el flujo vaginal besado por sus labios.
Ella, que parecía no desear ese momento,
con su ardiente cuerpo se corrió con él;
y él disfrutó de la excitante experiencia
de provocar en ella un intenso orgasmo.


Rosa Mª Villalta Ballester.

viernes, 30 de agosto de 2019

PROVOCACION




Sus dedos no cesaban de estimular su clítoris,
mientras sus pechos gritaban por ser tocados,
mientras su cuerpo se arqueaba y estiraba,
así como sus pezones erectos arriba invocaban.
Tal vez en una fantasía estimulante se hallaba
pues su boca parecía comerse completo un falo
sacando y metiendo sus dedos por esa vagina
que bien lubrificada y estimulada se hallaba
mientras se abría y cerraba, se abría y cerraba.
Sintiendo fuego, deseando hielo, salivando,
hielo en clítoris y en los pezones tan tiesos,
gimiendo, salivando, lamiendo, provocando,
mientras él la observa sin poder esperar ya
con su pene ya bien lleno, la vagina mojada,
ambas manos llevados a los sexos opuestos
metiendo y sacando ese falo en su boca,
lamiendo con lengua el caldo de la vagina
sin poder parar hasta el deseado orgasmo,
que deja el deseo en un sueño ya alcanzado.

Rosa Mª Villalta Ballester


martes, 27 de agosto de 2019

IRRESISTIBLE REGALO DE LA VIDA



(imagen de la red)

Quizás sea la edad,
quizás la melancolía, la duda;
quizás necesidad, locura;
tal vez embriaguez, descenso;
quizás la sangre que corre,
esos pechos que tanto dicen,
ese vibrar que tanto clama,
ese fuego que arde en deseo,
que despierta intenso sexo,
que hace arquear gimiendo
que se funde en su orgasmo
libera, juega, desarma, llega,
infinita y sensual plenitud
irresistible regalo de la vida.

Rosa Mª Villalta Ballester

lunes, 26 de agosto de 2019

DESEO



al desear al placer llegar,
al fantasear con esas manos
que a mis pezones pellizcan
mi vulva tiembla y lubrifica
posesa y atada de locura,
mientras acaricio un pene
que mi humedad enloquece
y se funden en un abrazo
ambos sexos acoplados?
¿Qué pecado puede existir
al poner erecto un falo
que necesita ser liberado,
lamerlo y provocarlo?
¿Qué pecado puede existir
por saborear el jugo sexual
hallar un sentido orgasmo
jugar, penetrar, acariciar,
vibrar, contraerse, sanar?
¿Qué pecado puede existir
si el sexo no es forzado
si el placer es buscado
y, jugando, es encontrado?

Rosa Mª Villalta Ballester

sábado, 24 de agosto de 2019

.. Y ASÍ




Y así pasan los días,
y así es aire es mi aliado.
Las nubes grises escampan,
las sendas así se embarran.
El sol se ha tornado gris
quema la hermosa esperanza
donde no habita el deseo,
allí donde la nada aguarda.
Y así llegará el último suspiro
tratando al placer como llama
sintiendo los intensos latidos
liberando el cuerpo su sentir
dejando al orgasmo existir.
Y así se renueva el deseo,
y así se detiene el lamento;
así tormenta y placer se besan,
así, la pasión, su fundamento.

Rosa Mª Villalta Ballester