Seguidores

Mostrando entradas con la etiqueta Reflexión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexión. Mostrar todas las entradas

sábado, 21 de marzo de 2020

NO HAY LEY ALGUNA

No es gritar lo que toca
para a la mujer proteger.
Es violentar al inhumano,
hacerle sufrir y padecer,
no dejar que respire,
que sienta su insensatez.
No es para dejar de lado
a la mujer ni un solo rato.
Es torturar al maltratador
sin ley alguna y con dolor,
sin escucha y sin un mirar,
con desprecio y humillación.
No hay justicia ni igualdad
si hay mujer sin libertad.
Tolerancia cero es cambiar
las palabras por actuar.
¿No hay bastante al sufrir
la pandemia en su existir?
La mujer no tiene defensa
para vivir sin violencia.
Y muere, y se le maltrata;
y esa pandemia no se trata.
No es gritar lo que toca
para a la mujer proteger:
ya no hay palabra alguna
para actuación tan bajuna;
pues no habrá ley alguna
sino es solo su proceder.
Al violento torturar sin más
y a la mujer tortura quitar.
Cortarles sus manos y pies
y sus partes para desechar,
y la lengua si es preciso 
a ver el poderoso machismo.

Rosa Mª Villalta Ballester


viernes, 20 de marzo de 2020

HARÍA ... Y HAGO

Hago cuando no molesto,
hago en todo momento;
a conciencia, con paciencia.
Pensar se queda en nada,
dejar lleva a un gran vacío,
decidir tiene consecuencias
y hacer ... inconveniencias.
Hago ... cuando se necesita,
callo ... cuando se precisa,
dejar de hacer ... es hacer,
haciendo se evita suponer.
Y ahora pienso ... y hago;
y ahora escucho ... y actúo;
y hago escuchar el cuerpo
y siento y abrazo el deseo.
Y abandono todo lamento
y desprecio el triste pasar
haciendo de cada instante
silencio activo y constante.
Y alejando la incomodidad
poniendo interés y voluntad
quitando barreras y miedos
posando alegría y bienestar.
Y pensando en la pandemia
sin poder hacer ni ayudar,
intentando a quienes san@s,
dejar alegría y bienestar.
Y mi pensar hacia enferm@s
esperando su buen recuperar,
en este hogar donde vivo,
hago la convivencia ideal.
Y cambio actitudes y hábitos
y cambia también mi pensar
y dejando cuanto hacía,
hago de este día novedad.


Rosa Mª Villalta Ballester

jueves, 19 de marzo de 2020

PODRÍA ... Y PUEDO

Yo podría ser una infectada,
podría perder a mi anciana madre,
podría sentir la rabia e impotencia
aunque la siento sin ser afectada.
Yo podría gritar mi aburrimiento
apartando la realidad que clama,
olvidando la seriedad del problema
burlándome de todo sufrimiento.
Yo podría aumentar mi ignorancia
a una verdad que ahora alcanza
mirando únicamente a mi ombligo 
tratando de alegrar mi estancia.
Pero yo puedo pensar y actuar
puedo realizar otra actividad,
puedo evitar infectarme y ayudar
a mis seres queridos sanos estar.
Y puedo pensar en poder hacer
un poema que se pueda leer,
unas letras que vean la realidad
del dolor y el sufrir sin igual.
Y puedo aprender y aprehender
aquello que no llegué a conocer
mirando a otros seres humanos
para alegrar la vida y no mi ser.
Yo puedo escribir estas letras,
yo puedo expresar y saber,
yo puedo participar en la vida
yo puedo decidir poder hacer.
Yo puedo contagiar bienestar
yo puedo escribir y tú leer;
yo puedo desear toda mejoría
y que la muerte deje de ser.
Yo puedo quitarte unos instantes
y acompañarte si es tu querer.

Rosa Mª Villalta Ballester

AUSENCIA

Estos días en que la sociedad se ha de cerrar, ha de dejar la vida social, el estrés laboral, el encuentro de pleno con el ocio, con sí mism@, la familia, ... para la gran mayoría supone un serio problema; pero, para una minoría, supone un respiro, un encontrarse consigo, una ausencia de obligación de estar con otra persona.
Para la gran mayoría, lo más natural, es estar junto a otras personas, hablar, discutir, besarse, abrazarse, ...algo que para una menos mayoría supone relajarse, estar natural.
Esta situación para muchos traumática, para la gran mayoría, para una no tan mayoría supone una realidad diaria. 
La ausencia de compañía, de una amistad, de un beso, un abrazo, una caricia, algo tan natural pero que ciertas personas carecen.
Sí, se puede vivir sin esos besos, sin esas caricias, sin esa pareja, sin esa amistad; se puede vivir en soledad aunque no sea lo más deseable.
Y quien ha aprendido a vivir de esta manera, vive con menor angustia estar encerrado por necesidad, porque esa persona está encerrada siempre no por voluntad sino porque sea el azar, la casualidad, o qué se yo, así lo determinan.
No obstante, no termino de comprender ese agobio, ese desespero que ya se manifiesta en el quinto día de alarma; sinceramente, ¿es la persona tan dependiente de salir,  de empezar a poner música a tope por redes sociales como forma de animación cuando a lo mejor se está molestando a vecinos que están descansando o necesitan tranquilidad? ¿cómo se entiende esa necesidad tan manifiesta de contacto aunque sea digital cuando al subir al autobús por ejemplo las personas no se saludan siquiera ensimismadas en sus móviles o tablets? 

Ausencia de obligación laboral, ausencia de horarios, ausencia de relación social, ausencia de ... objetivo, necesidad, anhelo.
Quizás este período de confinamiento sea una señal para apreciar realmente el valor de la vida y el valor del tiempo.

Y, desde este confinamiento, espero se supere la pandemia y se recobre una vida ... una nueva vida que antes no era.

Rosa Mª Villalta Ballester

QUÉDATE EN CASA

Quédate en casa, no lo dudes;
para el bien tuyo y el de tod@s;
para ayudar a paliar contagios;
para enriquecer la humanidad.
Quédate en casa, no lo dudes;
no es un castigo, es necesidad;
el castigo es dejar tu vivienda
y contribuir a aumentar el mal.
Quédate en casa, no lo dudes;
ni escaleras ni azoteas utilizar;
que no pasa nada por esperar
que no solo salir da bienestar.
Quédate en casa, no lo dudes;
que contigo por fin te hallarás;
que la distancia y el solo hogar
permite aprehender la realidad.
Mas pierden quienes mueren
sin superar la maldita epidemia;
y quienes les despiden tristes
sin consuelo y gran impotencia.
Quédate en casa, no lo dudes;
y felicita a quienes se exponen:
en hospitales y demás centros,
en calles y locales que abren,
en ayudar exponiendo su vida,
en hacer la vida algo más fácil.
Y ojalá quienes casa no tienen,
reciban la ayuda que requieren;
pues esos sin techo te dirán:
quédate en casa, tú que puedes.
¿Qué será de ellos estos días
que tan importante es cerrarse?
Deseando se acabe pronto,
no ya tanto por estar en casa
sino porque la pandemia acabe.
Quédate en casa, no lo dudes;
ya habrá tiempo para abrazarse.
Un beso, un abrazo, esenciales;
pero, sin vida, jamás darse.


Rosa Mª Villalta Ballester.



jueves, 12 de marzo de 2020

APRENDIZAJE

Más allá de mí misma,
solo hay incertidumbre.
Sólo en mí la actitud,
del aprender la cumbre.

Rosa Mª Villalta Ballester







ACTITUD

¿Y quién decís que sois vos?
¿La alegría que no poseo?
¿la esperanza que no tengo?
¿No ve qué triste me siento?
¿Acaso voy a perder tiempo?

Perdone usted mi intrusión,
molestarle no es mi intención.
Tan solo pasaba a saludarle
ni asustarle ni molestarle.
Su tiempo es solo de usted
aunque a la tristeza se lo dé
y si le quitara ese su tiempo
podría otra sensación tener.

¿Por qué me dice usted eso
si no deseo tristeza tener?
¿Por qué no sale y me deja
y se ocupa de otro menester?
Su osadía asusta y molesta.

Me iré por donde he venido
pues no soy bien recibido.
Lejos de osar mi presencia
más me asusta su respuesta.

Y luego buscan alegría
cuando la tiran sin mirar.
Y luego padecen de miedo
cuando asustan al hablar.

Quédense con la copla
que lo que se ha de temer
es dejar pasar cosas buenas
por el lamento y la tozudez,
que dejar malos momentos
es cuestión de algo hacer.

Y no se quejen y lloren
y de víctimas dejen de ser,
que para nada sirve dejarse
si bienestar se quiere tener,
pues con esperar no se halla
lo que con actitud se alcanza.

Rosa Mª Villalta Ballester


sábado, 7 de marzo de 2020

MEJOR AMIGA O GRAN RIVAL

No hay que buscar fuera
la tristeza que destroza,
la ausencia de bienestar,
la victoria o la derrota,
el deseo, la esperanza,
la visión de oscuridad.

No está en un desamor
la base de la infelicidad,
la necesidad de acabar,
el sentir un gran fracaso,
dejar a la angustia pasar.

No hay mayor fortuna
que apoyarse en la verdad;
que si una relación no dura
el amor propio es principal;
pues no hay mejor cariño
que el que cada cual se da.

No existe mayor error
que querer amor sin amarse,
si en la queja y en el lamento
se ampara cualquier intento,
si se piensa en los demás
como fuente del sufrimiento.

No hay mejor aprendizaje
que sustentarse en cada cual,
adecuarse al presente y aceptar
que no es sino cada persona
su mejor amiga o gran rival.


Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 1 de marzo de 2020

VOLVER A EMPEZAR

Dedicando instantes a la tristeza
dejando de lado al bienestar,
se acostumbró mi vida a ello 
despareció las ganas de soñar.
Dejé mi pensar en la agonía,
tormentosa y deseosa de acabar.
Gritaba y deseaba otra nueva vida,
pero solo refugiada en mi malestar.
Y cada instante más desdichada,
dejando pasar las horas y los días.
He perdido gran parte de la vida
esperando bienestar y alegría.
Y me di cuenta que solo esperaba
refugiándome en el llanto y la nada.
Y he aprendido que desear estar bien
es acariciar aquello que bien hace
y acercarlo más y más a mi ser.
Y estoy sintiendo la dificultad
que no es sino dejar lo habitual.
Y aunque la tristeza esté conmigo
la dejo pasar sin darle cobijo.
Y sí, me da miedo sentirme bien;
dejar de hacer como hacía.
Pero nada pierdo por emprender
otra forma de pensar y hacer.
Soy incapaz de quererme lo sé;
ni pensar en dedicarme placer.
Pero refugiarme en mi dolor
lo hice dejándome mal sabor.
Ahora aprendo a des-habituar
y caigo porque es dificultad.
Pero si realmente quiero vivir
es para amar la vida y sentir
el agrado que jamás me permití.
Y así mirando pasar la tristeza
permito a la alegría poder surgir.
Y acepto aun sin creer los halagos
y acepto el error en mi percibir.
Y los pensamientos inadecuados
que provocan dolor y rechazo
procuro con dificultad cambiar
para también al cuerpo halagar.
Y vuelve a nacer otra persona
que siente lo que jamás sintió.
Pero los pensamientos llegan
y las emociones atormentan.
Y sé que siempre retornarán
y dejaré o no su continuidad.
Abrazo la vida y su respirar.
Abrazo el placer y el bienestar.
Y como las nubes son al cielo
miro la tristeza y el dolor pasar.
Y así, voy mirando la tristeza
y así la dejo o no en mí habitar.
Y como el cielo que cambia,
cambia también mi malestar.
Y ahora miro hacia este cielo
que sin una nube hoy está.
Y ahora siento mi respirar
y quiero volver a empezar.

Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 12 de enero de 2020

FANTASIAS



Vida, no me quites la oportunidad de soñar.
En mis fantasías soy libre.
En mi realidad, pierdo la libertad.

Rosa Mª Villalta Ballester

miércoles, 1 de enero de 2020

BIENVENIDO 2020


(de mi autoría)


Bienvenido 2020,
con los pasos dados en 2019, cerramos sus puertas y abrimos la nueva de este nuevo año.
Te recibimos con nuestras manos, con el pensamiento, con el corazón.
Sabemos que habrá muros que hay que superar, pasos que dar y un cierlo que siempre no es es azul radiante; que habrá tormentas y sol.
Ya sea bueno o malo, el 2019 ya ha acabado. Su puerta ya ha quedado cerrada y seguimos dando pasos; y ahora se abre una nueva puerta que no sabemos qué conlleva tras ella.
Por eso hay que recibir este 2020 pensando que puede haber cosas interesantes y hermosas que hallar. Importa dar pasos. Importa no quedarse en la puerta que se cerró.

Continúo asumiendo la responsabilidad que me corresponde al entrar este nuevo año. Asumo la responsabilidad de equivocarme y de continuar. Asumo la responsabilidad de que deseo un cambio que me proporcione el bienestar, que conlleva una toma de decisiones nada agradable.
Y asumo la responsabilidad de que ninguna otra persona sino yo, puede hacerlo. 

Bienevenid@s a este nuevo 2020 que deseo seguir con tod@s vosotr@s. 
Es la oportunidad de seguir, de avanzar, de derribar muros, dificultades, de no quedarse con lo malo de la puerta que ya se ha cerrado.
Para bien o para mal, 2019 ya ha quedado cerrado. Entremos junt@s por esta puerta que se ha abierto y tratemos de que nuestro caminar sea lo menos dificultoso posible. 

Que a vuestra entrada y a vuestros pasos acompañe el bienestar y la alegría.


Saludos.

Rosa Mª Villalta Ballester

sábado, 28 de diciembre de 2019

CON LA VIDA


(de mi autoría)

La vida es oscuridad y claridad,
sol y luna con su ausencia o su brillar.
La vida son manos abiertas
para recibir y también para dar.
La magia de la vida es singular,
una sinfonía que escuchar,
un libro para completar.
Y el tiempo que pasa sin cesar
y que hay que aprovechar.

Rosa Mª Villalta Ballester


A través de los años, he querido o intentado aprender, ser mejor, aprender de todos los errores y, sobre todo, hallar un motivo para continuar.
A día de hoy, ni he aprendido ni he hallado motivo alguno; pero sí puedo adivinar que la vida no es maravillosa, que tiene sus momentos buenos y sus momentos malos y que hay que aprovechar y vivir al máximo cada momento bueno y sobrellevar cada momento malo.
Que la vida es un libro abierto para completar y que cada persona es dueña de su vida en función de sus circunstancias.

Un millón de gracias por estar a mi lado, por acompañarme en este blog y vuestros comentarios.

Deseo que despidáis este 2019 con mucho bienestar y alegría y recibáis el 2020 con salud, cariño y mucho ánimo.


Rosa Mª Villalta Ballester.

sábado, 21 de diciembre de 2019

HOY QUIERO REGALARTE ...




(de mi autoría)

Hola a tod@s,
llevo apartada algún tiempo por motivos de salud y de trabajo que me han impedido poder realizar actividad alguna.
Y ya estamos en plenas Navidades, para mí nada agradables; porque no queda nada de la emoción ni la alegría sentidas en aquella época de niña.

Aun así, quiero agradeceros vuestra compañía y que estéis junto a mí. Pido disculpas por no haber contestado a entrada alguna.
Sólo puedo expresaros que gracias por vuestra compañía.

Quiero regalarte una rosa
que perfume tu interior,
que recuerdes día a día,
y que quede en tu corazón.

Quiero regalarte una rosa,
roja como la pasión,
sin espinas y con esperanza,
para llenarte de ilusión.

Quiero regalarte una rosa,
con armonía y con tesón,
para que sientas la compañía,
la compañía y la emoción.

Quiero regalarte una rosa,
 con cariño y con agrado,
con la sinceridad en sus pétalos,
y la amistad como tallo.

Quiero regalarte una rosa,
llena de vida e ilusión.
De ti depende regarla,
o dejar que muera con amor.

Rosa Mª Villalta Ballester (2012)


DESEO DE TODO CORAZÓN DISFRUTÉIS CUANTO PODÁIS DURANTE ESTOS DÍAS Y TRATÉIS DE DEJAR DE LADO CUANTO OS ENTRISTECE Y/O APENA.

Gracias por vuestra compañía.

Saludos.

sábado, 7 de diciembre de 2019

DESNATURALIZADA NATURALEZA





¿Cómo tener esperanza ante la destrucción? ¿De dónde un canto alegre, una nota vivaz? 
¿Se expresarán de alguna manera los árboles, los animales, los seres vivos que no son humanos?
Si se extingue lo más esencial de la vida, la madre naturaleza, ¿qué se puede esperar del ser humano? ¿cómo reaccionará?
Y nos agarramos a la esperanza. Queremos ver un sol esperanzador, una vida de colores alegres.
¿Colores? La musicalidad de la naturaleza comienza a tener una sintonía de angustia. Los animales despavoridos, huyen si es que pueden.
¿Perderá el sol su brillante color algún día? ¿perderá el cielo su color?

Rosa Mª Villalta Ballester

viernes, 6 de diciembre de 2019

EL MUNDO Y SU MIRADA



No hay sol sin luz,
ni oscuridad soleada.
Quizás, varios soles
que llegan a ser uno.
La mirada al mundo
el mundo y su mirada.

Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 17 de noviembre de 2019

MIEDO

Miedo a un presente que desconozco, a un pasado que me persigue y a una realidad a la que no sé  afrontar. Miedo que me deja bloqueada, sin habla, sin palabras; simplemente, me dejo llevar.
Y, ¿cómo sería yo sin el miedo? Y el miedo, ¿cómo estaría sin mí? Tal vez sin el miedo sería libre, esa libertad que anhelo y no consigo. Y es posible el miedo sintiera miedo de estar sin mí.
Curioso: ¿me atrapa el miedo o soy yo quien lo atrapa?


Rosa Mª Villalta Ballester

domingo, 10 de noviembre de 2019

¿AVANCE O RETROCESO?

¿Qué es lo realmente verdadero? ¿La percepción de quién? ¿La lógica de quién? ¿Existe la normalidad? ¿Quién la establece o quienes la establecen? ¿Y si quienes determinan que algo es normal o cierto no son normales ni certeros?
La ciencia establece a través de pruebas, no es algo casual; pero, ¿todo se puede corroborar a través de la ciencia? 
¿Cuánto tiempo ha pasado para determinar que personas homosexuales o transexuales son personas normales y no motivo de burla o discriminación? ¿Cuánto para considerar con normalidad asistir a una visita psiquiátrica o psicológica y no ser mirado como bicho raro?
¿Cuánto está costando la verdadera igualdad de género en la sociedad laboral?
¿Por qué se da por válido un lenguaje machista y se considera exagerado el uso de una lenguaje igualitario?
Se avanza en ciencia y tecnología, pero ¿se ha avanzado o se ha retrocedido a nivel humano? ¿Qué está ocurriendo en nuestro planeta que se está perdiendo a pasos agigantados lo más elemental que es la naturaleza por la mano del hombre?
Se avanza ... o se retrocede, según cada cual. 
¿Es bueno tanto avance o des-avance? ¿Cómo adaptarse a la velocidad que se da el cambio?
¿Se acabará por la extinción del ser humano en pro de los robots y un lenguaje incomprensible para él?
Adaptarse es posible adaptarse; pero, ¿es lo mejor adaptarse?
Echo de menos que exista una infancia perdida, juegos infantiles que se han extinguido, saludos, conversación, ... se acaba, se adapta, se pierde.

Rosa Mª Villalta Ballester

sábado, 9 de noviembre de 2019

ESENCIAL

Los sueños, los deseos, mueven, hacen sentir vida. Quien no tiene ni sueños ni deseos, solo existe pero no vive. Y quien se percata de este hecho, trata de aprovechar su momento. Quien no siente necesidad de vivir, quien no tiene sueño ni deseo, puede comenzar por apreciar cuanto a su alrededor hay. Y sobre todo, puede apreciarse a sí misma y sentir el cariño más esencial: el cariño a uno misma. Quien es capaz de quererse, es capaz de querer a los demás. Y quien se rechaza y no es capaz de quererse, pierde su esencia, su esencia nuclear.

Rosa Mª Villalta Ballester.

sábado, 2 de noviembre de 2019

YA NO JUEGO A SER POETA

Jugando a ser poeta me encuentro,
sin marcados versos ni sonetos.
Acariciando el corazón y la emoción,
ni imaginando ni siquiera soñando.
Jugaba a ser poeta, yo creo;
lejos de encadenar libertad y miedo.
Jugando a ser poeta me detengo,
cuando ni hay motivo ni razón.
Ya no soy poeta y ya no juego:
acepto la debilidad de mis versos
y la ausencia de rima o destello
que provoque interés por leerlos.

Rosa Mª Villalta Ballester.

domingo, 20 de octubre de 2019

SENSACIONES Y PENSAMIENTO

Este cuerpo habla y algo quiere,
y el pensar apenas le entiende.
Apenas comprendo ciertas cosas
a pesar de los años y espacios.
Ahora sé que mi cuerpo rebelde
emerge con su vibrar y demanda.
El pensamiento apartarlo desea
pero la energía fluye y no cesa.

A la bella y serena luna pregunté
qué grita el cuerpo que no entiendo
y esperando de ella un por qué
al sol me dijo que fuera también.
Y al sol mis brazos alcé
sintiendo su energía y no un porqué,
cerrando mis ojos por no poder ver
y sintiendo desde mis pies un correr:
una energía que desde mis pies sube
y siento cómo recorre mis piernas,
cómo ese fuego abrasa mi pelvis,
y siento por todo mi tronco recorrer
hasta sentir mis pechos expresarse
sintiendo cada poro de mi piel,
hasta llegar a mi inquieta cabeza
cuyo pensar no logro detener.

Pensamiento y sensación emergen
y ambos necesitan su lugar.
Quién de los dos tiene más peso
quién de ellos puede su esperar.
Sin duda todo mi vibrar reclama
sin cesar el fuego he de apagar
sin pensar y sintiendo y deseando
dejando fluir lo que entra natural.
Y el fuego me ahoga, me aprisiona;
y pensar me detiene, me bloquea.

Siento ... siento ... y pienso ...
Dejarme llevar no hace ningún mal.
Y es el fuego el que domina
y es mi cuerpo quien sin desear
reclama y reclama su libertad.
Y siento cómo la pelvis arde,
cómo vibra, cómo ahoga su sed.
Cómo la sed de mis pechos brota
y desean explotar porque se ahogan.

Y siento cómo se contrae la vagina,
cómo esa fuerza inmensa domina,
cómo no puedo detener esa vida,
cómo el pensar no cesa su pasar,
y cómo, dejando pasar la energía,
se alivia el pensar y se va al placer.

Al cuerpo que tengo y que siento
acepto y le dejo su buen recorrer,
dejando que fluya cuanto surja
sin que el pensar detenga su ruta.
Al cuerpo que tanto he rechazado,
a ese cuerpo que bloqueado estuvo,
recibo y quiero con gratitud su rumbo
dejándole libre y dándole gusto.

Al pensar, que corroe y paraliza,
le hablo y le expreso con justicia
que muchos años me ha acompañado 
pero que el cuerpo también es cosa mía.
Al pensar le recibo con orgullo
al convivir con ese cuerpo que vibra,
pensando en vivir cada sensación
sin pensar la sensación, tan solo vivirla.


Rosa Mª Villalta Ballester.