Seguidores

sábado, 22 de enero de 2022

SABER Y DESEAR

 Sin saber, sin desear.

Como un mueble raído,

que nada puede esperar.


Y una sed implacable,

anhela, imagina, idea.

Y una piel que sensible,

al roce es todo vibrar.

Y un palpitar incesante

que quiere ir más allá.

Ahora, ser puro fuego,

descubre su intensidad,

caliente, frío, vibrante,

movimiento excitante.

Y un cuerpo despierta,

asoma, grita, revive,

lejos de inercia pura,

cerca de impulsividad.

Y el cuerpo que ahora,

raído por su negación,

es capaz de conseguir

aquello que, en su día,

ni siquiera en fantasía,

era el alivio y el goce.


Sabiendo y deseando.

Sin negar ni esconder.

Con la vida y el deseo,

con éxtasis y con placer.


Rosa Mª Villalta Ballester




 

viernes, 21 de enero de 2022

CON PLACER

¿Y me preguntas qué necesito?

¿Y por qué nunca te entiendo?

¿Hay acaso algún otro motivo

que no sea el deseo figurado?

Es el tacto, el fuego, la chispa,

que enciende lo que se apaga.

Es la vida, el latido, el sentido,

que va más allá de una mirada.

Es dejar cualquier prejuicio,

que apaga ese furor que atrapa.

Es el roce con la piel sofocada

y el gemido que nada calla.

Es un castillo de sensaciones

donde el placer sigiloso acaba.


Rosa Mª Villalta Ballester

lunes, 10 de enero de 2022

ESCONDIDO

¿Cuándo verás en mis ojos

el deseo que tanto escondo?

¿Cuándo sentirás mi fuego

que precisa ser sofocado?

Dime, ¿qué parte hay en mí

que no muestre excitación

sin ningún roce pasajero?

Y la piel responde, habla,

y las manos por todo pasan.

Y las palabras se extinguen.

Y los gemidos todo nutren.

Y las fantasías su morada.

Y los dedos con buen juego.

Y  las lenguas tan raudas.

Y se penetra, se saca, se lame.

Y ...  ¡el éxtasis! ... aclama ...

Y tras las sacudidas, el placer.

Y con el placer, la calma.


Rosa Mª Villalta Ballester




jueves, 6 de enero de 2022

EL DESEO

Por favor, ¡dejad libre al deseo!.

Su vuelo, no tiene precio.

Sentirlo, es un gran momento.

Saciarlo, ... ¡instante ciego!

Por favor, ¡dejad este instante!,

¡dejadlo!, aunque sea incierto.


Rosa Mª Villalta Ballester


miércoles, 5 de enero de 2022

CARTA A LOS MAGOS

 Queridos Reyes Magos,

pediros que, ya de una vez, acabe esta situación tan molesta de la pandemia, supongo que es la petición más solicitada.

Además, pido, si sois magos, que los políticos sean eso: políticos y que se definan según sus ideales y no según sus intereses. 

También deseo pediros con gran intensidad que repartáis valores, muchos valores. Que esta noche tan mágica, bueno todas lo son, podáis renovar esos valores ya perdidos y sin los cuales estamos perdiendo la cualidad humana. También la calidad, por supuesto.

Nos movemos en una sociedad individualista, movida por los intereses individuales, sin pensar en la repercusión en los demás, en el mal de los demás.

Y vosotros, que también sentís el cambio climático y la necesidad de concienciar en salvar este nuestro planeta, a ver si vuestra magia convierte el uso adecuado del agua, de la luz, que la mano del hombre sea para cuidar y no para destruir.

¡Me gustaría tanto que en 2022 las personas fuéramos más sensibles a quienes y a lo que nos rodea y también que la política de este país se tornara real y no fantasiosa!

Esperando también no os contagiéis de coronagripe, disfrutad haciendo felices, aunque sea solo por un día, por un instante, a quienes os reciben, os espero siempre otro año nuevo.


Rosa Mª Villalta Ballester

martes, 4 de enero de 2022

SILENCIOSO INSTANTE

En un instante concreto,

el aire acaricia el deseo,

sin palabras, en silencio,

sin prisas, con sosiego,

susurrando y sintiendo,

dejando libre movimiento.

¡Intenso ardor y fuego!

Instante ...  el silencio.


Rosa Mª Villalta Ballester

POSIBLES METAS

Ponerse metas quizás sea bueno, o no. Creo más oportuno ponerse, en este mismo instante, a realizar, a aprovechar, a vivir. ¿El qué? Lo que realmente se necesita en el ahora. Respirar. Hacer cosas aunque sin ganas, como ir a trabajar; sentir incomodidad, placer, deseo, interés, desolación, dolor, ausencia ...

Quizás, sea bueno, cada noche, antes de acabar el día, reflexionar si se ha aprovechado, si se ha cambiado, si ha existido un antes y un después, a mal o a bien. Eso es lo que realmente importa: qué cosas podemos o no cambiar, cómo se puede reaccionar ante la dificultad, el desánimo, la rutina. Quizás la rutina se haya aposentado tan bien que no nos demos ni cuenta. O la hagamos porque no vemos más allá de ella.

Muchas veces, las más, intentar un cambio, desear algo, resulta tan inimaginable que lo desechamos sin más. Y tal vez ese cambio nos lleve a otro y a otro ... pero ¿cómo empezar? Y otras, puede suceder que ocurra esa transformación sin una previa necesidad. 

Nuestra historia personal, en realidad, ¿es destino? ¿es casualidad? ¿es causalidad?¿decisión propia o ajena? Tenemos unas raíces, un crecimiento, unas vivencias familiares y sociales cambiantes, cambiables. Y no se pueden ignorar; pero tampoco hay que continuar firmes en ellas.

Quizás sea posible crear otras raíces personales que permitan otro azar, otras posibilidades.

Lo que es real es que, para hacer posible cualquier cambio, por mínimo que sea, el pilar base es la voluntad, es querer. Y ese querer da lo mismo el día 1 de enero que el 7 de febrero que el 9 de abril. Cualquier día, cualquier momento presente, es idea.


Rosa Mª Villalta Ballester

sábado, 1 de enero de 2022

INVISIBLE

Invisible el deseo que roza la piel

cada parte del cuerpo grita su sed.

El roce de los dedos suena a fuego

y el cuerpo un volcán muy intenso.

Y ruge a golpe excitación sin freno

y cabalga hacia el éxtasis de lleno.

Se siente la vida …  el cuerpo ….

dejándose llevar … al placer pleno.


Rosa Mª Villalta Ballester